Eran los síntomas menos conocidos que estuvieron allí durante meses, también años, los que me perdí por completo, porque no sabía qué buscar.