La profundidad se origina al lidiar con la muerte no solo en forma de desafío que es físico, sino quizás fracaso financiero, colapso psicológico y disolución del ego.