Tal vez los besos y los juegos con los dedos sean realmente un buen comienzo para ti personalmente.